Sobre nosotros

Empezaremos diciendo que somos personas, algo que parece una obviedad, pero no lo es tanto en estos tiempos en los que la inteligencia artificial permite crear contenidos e incluso sitos web enteros de forma automática. No es nuestro caso.

Y aclarado ese punto ahora tenemos dos opciones: listar nombres y currículums —que es lo que hace casi todo el mundo— o hacer las cosas a nuestra manera y explicarte de una forma diferente no sólo quiénes somos sino por qué creamos LOODENS.

¿Qué tal si lo hacemos de forma diferente?

¿Qué te parece si le damos un toque narrativo?

Esta historia no está basada en hechos reales. Son hechos reales.

Barcelona, 1 de agosto de 2020

Abro los ojos a las 07:12 y ya no hay nada que hacer. Una vez que los rayos de sol atraviesan mis pupilas me es imposible volver a conciliar el sueño así que decido aprovechar el fresquito de las primeras horas del día ante el que se prevee de nuevo un caluroso día de agosto en Barcelona.

Salgo al jardín y disfruto del suave vaivén del balancín familiar mientras sonrío al recordar las risas que nos echamos ayer jugando al Mentiroso.

Siempre me ha gustado jugar con mis hijos. Cuando eran bebés disfrutaba haciendo cualquier tontería que les hiciera sonreir. Hacerles reir a carcajadas era para mi un premio insuperable.

Cuando empezaron a crecer les animaba a jugar a todo tipo de juegos, muchas veces juegos sencillos inventados sobre la marcha, improvisados para superar una incómoda espera en un restaurante o un incipiente momento de aburrimiento en casa.

Sonrío al pensar que algún poso de todas esas experiencias tempranas ha quedado en ellos para siempre, porque a Laura le encanta jugar en familia y con sus amigos. A Joel hay que insistirle un poco —malditos videojuegos— aunque una vez sentado en la mesa lo disfruta tanto como nosotros. Y a mi mujer Ana se le convence fácil si se le propone un juego que asegure interacción y risas.

Hoy es el cumpleaños de Laura. Mi niña pequeña cumple hoy 18 años. Y desgraciadamente tenemos que celebrarlo sin poder compartirlo con el resto de la familia por las restricciones impuestas a causa del covid19. Le hemos preparado una bonita celebración, pero no será lo mismo. Me sabe muy mal por ella.

Se me ocurre algo para pasar un rato entretenido después de la comida. Podría enseñar a mis hijos algún juego de cartas de los que jugaba de pequeño con mis hermanas y mis primos. Había uno al que jugábamos muchísimo, ¿cómo se llamaba…? ¡La brisca! ¿Y cómo se jugaba? No me acuerdo. ¿Era algo de un 1 y un 3? Decido investigar.

Abro el navegador de mi iPad y empiezo a buscar. Visito una web, dos, tres…ninguna con información clara y definitiva. Recurro a YouTube y veo un vídeo, dos, tres… Finalmente picando un poco de aquí y un poco de allí consigo recordar el juego y empiezo a pensar cómo se lo explicaré a mis hijos.

Reordeno las ideas, escojo frases cortas y concluyentes, valoro las posibles dudas que pueden surgir para anticiparme a ellas. Vamos, que me sale la vena docente, defecto profesional de quien lleva más de 22 años impartiendo clases de matemáticas a estudiantes de ingeniería de telecomunicaciones. Explicar algo que es difícil de forma sencilla para que sea imposible no entenderlo es mi especialidad.

Cuando acabo no puedo evitar pensar… … ¿por qué he tenido que dedicar 25 minutos a buscar información sobre algo que se puede explicar bien explicado en 3 minutos? Y entonces se me ocurre una idea.

Cuando mis hijos se levantan les reúno y les propongo un proyecto familiar que aúna diversión, aprendizaje y un posible rendimiento económico, un win win win, como a mi me gusta.

— Chicos, ¿qué os parece si entre todos creamos una página web que explique cómo se juega a todos los juegos de cartas que conocemos?— .

Les miré a los ojos y en ese mismo instante supe que algo bueno y bonito acababa de empezar.

F. Cruz

2 Diciembre 2022

¡Hola!. Me llamo Francisco Cruz y soy el responsable del contenido y diseño de LOODENS.

Ese pequeño relato explica de dónde y cómo surge la idea inicial de un proyecto que finalmente abarca no sólo los juegos de cartas, sino todo tipo de juegos con los que un grupo de amigos o familiares pueden compartir un rato divertido jugando y creando recuerdos.

Desde aquel 1 de agosto de 2020 hasta hoy han pasado muchas cosas. No fue hasta febrero de 2022 cuando por fin se dieron las condiciones que me permitieron dedicar suficiente tiempo y energía a crear la primera versión de LOODENS y que, tras un breve periodo de pruebas ya online, dimos a conocer con mucha ilusión a todo el mundo mundial en diciembre de 2022.

El contenido de LOODENS irá creciendo de forma constante y permanente. De eso me ocupo yo y la productora que he creado para asegurarme de ello, SILAN Productions, en la que colabora toda la familia, y que en paralelo desarrollará otros proyectos online igual o más ilusionantes que LOODENS.

Quiero dar las gracias desde aquí a nuestros familiares y amigos por sus consejos y buenas ideas, y a todos los colaboradores y usuarios de LOODENS que nos han ayudado a buscar, seleccionar, probar y mejorar las instrucciones y reglas de muchos juegos. Gracias a todas y todos. Disfrutad de la vida.

Y quiero acabar recordando que este proyecto no hubiera nacido ni salido adelante sin la ayuda y el apoyo de mi mujer Ana y mis dos hijos, Laura y Joel. LOODENS es por y para ellos.

Juegos recomendados

Spikeball game
La primera vez que ves este juego se te queda cara de tonto. ¿Qué hace esa red redonda en el suelo? ¿Cómo demonios se juega a eso? Y cuando lo descubres pasas de la perplejidad al… ¡quiero probarlo!
Secret Hitler game
Secret Hitler es un juegazo de deducción y roles ocultos. Perfecto para grupos medianos que buscan un juego de duración media en el que todos los jugadores se sentirán implicados al 100%. ¡Y tiene versión imprimible!

Puede interesarte

Scroll al inicio