La polilla tramposa

Número de jugadores
3-5
Edad recomendada
7+
Tipo de competición
Todos contra todos
Duración de una partida
15
-25 min
Dificultad
Fácil
Coste o inversión

Breve descripción del juego

La polilla tramposa es un juego de cartas activo en el que los jugadores interactúan constantemente pasándose cartas entre ellos y realizando ciertas acciones. La clave del juego es que se puede hacer trampas para deshacerse de las cartas que más penalizan: las polillas tramposas.
Detalle de las cartas del juego La polilla tramposa
Tabla de contenido
Detalle de las cartas del juego La polilla tramposa

Cómo se juega a la POLILLA TRAMPOSA

Cosas que tienes que saber antes de empezar a jugar

icono jugadores

Número de jugadores

La polilla tramposa es un juego para entre 3 y 5 jugadores, a partir de 7 años.

icono objetos

Qué necesitas para jugar

Polilla tramposa es un juego de cartas comercial, así que tienes que comprarlo o pedírselo a tu hermana, a tu vecino, a una amiga, a tu primo… ¡Y luego devolverlo en perfectas condiciones 😉

icono aprender

Descubre la baraja de LA POLILLA TRAMPOSA

Las cartas de la baraja de La polilla tramposa son cartas especiales diseñadas específicamente para este juego. Te las presentamos brevemente a continuación y luego te explicamos con más detalle el papel que juega cada una de ellas.

Detalle de la carta del chinche guardián del juego La polilla tramposa

El CHINCHE GUARDIÁN

En cada ronda uno de los jugadores tendrá esta carta y se convertirá en el «Chinche guardián».

Jugará igual que los demás pero deberá estar atento o atenta a las posibles trampas que hagan el resto de jugadores.

El «Chinche guardián» no puede hacer trampas.

Detalle de la carta de la polilla del juego La polilla tramposa

POLILLAS TRAMPOSAS

Las cartas de «polillas tramposas» no podrán dejarse en la pila de descartes ni tampoco se pueden pasar a otros jugadores.

La única forma de deshacerse de ellas es haciendo trampas: tirarlas disimuladamente bajo la mesa, o lanzarlas a lo loco, o esconderlas bajo la manga, bajo el mantel, en un bolsillo…

Eso sí, ¡que no te vea el «Chinche guardián»!

Hay 8 cartas de polillas tramposas.

Detalle de la carta de la araña del juego La polilla tramposa

ARAÑAS

Es una carta de acción que ofrece una ventaja: si jugamos una araña a continuación podemos dar una de nuestras cartas —excepto una polilla tramposa— a cualquiera de los otros jugadores.

Hay 5 arañas.

Detalle de la carta de la hormiga de La polilla tramposa

HORMIGAS

Otra carta de acción fastidiosa para los demás jugadores: si jugamos una hormiga a continuación los otros  jugadores deben robar cada uno de ellos una carta de la pila.

Hay 5 hormigas.

Detalle de la carta de la cucaracha del juego La polilla tramposa

CUCARACHAS

Una auténtica carta acción: si un jugador tira una cucaracha a continuación TODOS los jugadores intentarán colocar rápidamente una carta del mismo número sobre ella (todas las cartas tienen un número en sus esquinas).

El jugador más rápido podrá dejar su carta. Los demás tendrán que recoger las suyas.

Si nadie tiene el mismo número la partida continúa con normalidad.

Hay 5 cucarachas.

Detalle de la carta del mosquito del juego La polilla tramposa

MOSQUITOS

La carta de acción más divertida: si un jugador tira un mosquito los demás jugadores deben colocar rápidamente su mano plana sobre la carta del mosquito.

El jugador más lento, el que tiene la mano encima de todas las demás, recibirá una carta de cada uno de los otros jugadores, incluído el jugador que tiene el turno.

Hay 5 mosquitos.

Cartas de la Polilla Tramposa

CARTAS NUMERADAS

La baraja de La polilla tramposa se completa con 43 cartas de números que no tienen asociada ninguna acción.

Todas las cartas, incluidas las cartas de acción, tienen un número entre el 1 y el 5.

icono rondas

Rondas y turnos

En una partida de La polilla tramposa se juegan tantas rondas como número de jugadores. En cada una le tocará ser el «Chinche guardián» a un jugador diferente.

icono orden

¿Quién empieza?

El primer turno de cada ronda será para el jugador que tiene el «Chinche guardián». En la primera ronda será «Chinche guardián» el jugador con más años.

El turno se pasa al jugador de la izquierda.

Objetivo del juego

icono objetivo

¿Qué hay que hacer para ganar?

El objetivo de La polilla tramposa es ser el primer jugador en deshacerse de todas sus cartas.

Reglas de LA POLILLA TRAMPOSA: desarrollo de una partida

icono baraja

Reparto y preparación de la baraja

Una partida de La polilla tramposa empieza con el jugador que tiene el «Chinche guardián» realizando estas acciones:

  1. Coloca la carta de «Chinche guardián» boca arriba delante de él.
  2. Baraja y reparte 8 cartas boca abajo a cada jugador.
  3. Coloca en el centro de la mesa el resto de cartas formando una pila.
  4. Da la vuelta a la carta superior de la pila y la coloca al lado de la misma iniciando la pila de descartes.

Si es una carta de acción esa acción no se llevará a cabo pero su número sí va a ser relevante.

Todos los jugadores toman su mano de cartas y las miran en secreto. Seguro que alguno pone cara de póker al descubrir que tiene una o más polillas tramposas.

icono carta

Así es un turno

El jugador que tiene el turno —el primero será para el «Chinche guardián»— puede realizar dos acciones:

OPCIÓN 1 – JUGAR UNA CARTA DE SU MANO

Puede dejar una de sus cartas sobre la pila de descartes.

La carta que se juega debe tener un número inmediatamente superior o inferior a la carta que está encima en la pila de descartes.

Si en la pila de descartes hay un 3 puede tirar un 2 o un 4.

Como sólo hay cartas numeradas del 1 al 5, ¿qué pasa si hay un 1 o un 5? Si hay un 1 se puede tirar un 5 o un 2. Si hay un 5 se puede tirar un 4 o un 1.

Es como si la secuencia 1,2,3,4,5 se repitiera y siempre podemos tirar el número que tenemos a la izquierda o a la derecha:

…1234512345123451234512345…

La carta que se juega puede ser una carta normal o una carta de acción.

Si es una carta de acción se debe realizar la acción correspondiente antes de pasarle el turno al siguiente jugador.

OPCIÓN 2 – ROBAR UNA CARTA DE LA PILA

Si no tiene ninguna carta con el número adecuado para descartar entonces debe robar una carta de la pila.

icono rondas

Siguiente turno

Le pasa el turno al jugador que está a su izquierda. Y así sucesivamente.

icono reglas del juego

Trampas

Mientras todo eso va ocurriendo los jugadores que no son el «Chinche guardián» pueden intentar deshacerse de sus polillas tramposas sin ser descubiertos.

Sí, en La polilla tramposa no sólo se puede sino que se debe hacer trampas. Ahora bien, de forma paradójica, hay reglas a la hora de hacer las trampas:

Regla #1 para hacer trampas legales

La mano de cartas debe mantenerse siempre por encima de la mesa.

Regla #2 para hacer trampas legales

No está permitido deshacerse de más de una carta a la vez. De una en una.

Regla #3 para hacer trampas legales

Si el Chinche pilla a alguien haciendo trampas, mientras se está resolviendo una posible disputa, nadie puede hacer trampas.

Regla #4 para hacer trampas legales

No se puede hacer trampas para deshacerse de la última carta de la mano.

icono mano

¡ Te pillé !

Si el Chinche guardián cree que alguien ha hecho trampas tiene que gritar ¡te pillé! y la partida se para. A continuación pueden pasar dos cosas:

1 – Realmente ha pillado a un tramposo

En ese caso el jugador tramposo —y torpe— no sólo debe devolver la carta a su mano sino que además el «Chinche guardián» le va a colocar dos de sus cartas: una cualquiera de su mano y la carta de «Chinche guardián». Sí,  ¡un jugador tramposo descubierto se convertirte en el nuevo Chinche guardián!

2 – Se ha equivocado

Si se demuestra que el jugador no estaba haciendo trampas entonces  «Chinche guardián» deberá robar una carta de la pila y seguirán siendo el Chinche.

icono reglas del juego

No vale chivar

Los jugadores no pueden denunciarse entre sí. Se puede hacer trampas pero no se puede delatar a un tramposo. ¡El mundo puesto al revés!

icono baraja

Se acaba la pila de cartas

Si se acaba la pila de cartas se tomarán las cartas de la pila de descartes —menos la de arriba—, se barajarán y se pondrán boca abajo formando una nueva pila.

icono rondas

Fin de la ronda

La ronda acaba cuando uno de los jugadores se queda sin cartas. Es el ganador de la ronda.

icono calculadora

Restar puntos

Los demás jugadores anotarán puntos negativos a su marcador.

El sistema de puntuación de La polilla tramposa es el siguiente:

1 punto negativo por cada CARTA NORMAL

5 puntos negativos por cada CARTA DE ACCIÓN

10 puntos negativos por cada POLILLA TRAMPOSA

El precio por quedarse con una polilla tramposa es muy alto.

¡Esperamos que se te bien hacer trampas!

icono rondas

Siguientes rondas

En la siguiente ronda de La polilla tramposa la carta de «Chinche guardián» le corresponde al jugador que esté a la izquierda de quien lo había sido en esa ronda.

Fin de la partida. ¿Quién ha ganado?

icono game over

Fin de la partida

La partida de La polilla tramposa acaba cuando se han jugado tantas rondas como jugadores.

icono ganador

And the winner is…

Su suman todos los puntos y el jugador con menos puntos negativos es el ganador de la partida.

Consejos para jugar a «La polilla tramposa»

icono consejo

Disputas

El carácter informal y un poco gamberro de este juego debe ir acompañado de un poco de flexibilidad a la hora de aplicar las reglas.

A veces, efectivamente hay un carta a los pies del presunto tramposo que se presume prueba irrefutable, pero quizás esa carta la había tirado hace varios turnos, y eso argumenta el presunto tramposo. ¿Quién tiene razón?

Se supone que todos han de ser honestos. Que no corra la sangre ante una disputa. ¡Nos estamos divirtiendo!

icono consejo

Las trampas

No puedes ni imaginar lo divertido que es ver a alguien al que no se le da bien hacer trampas intentando hacerlas.

Así que no vamos a dar aquí una lista de formas de deshacerse de las polillas tramposas, así será más divertido.

Dicho esto no podemos evitar comentar que en una de nuestras partidas un hábil jugador había conseguido colocar una carta detrás de una oreja. Sólo él sabe cómo lo hizo, cómo consiguió que se mantuviera allí y cómo nadie se dio cuenta de ello hasta que acabó la partida.

icono compras

Dónde comprar LA POLILLA TRAMPOSA

Encontrarás el juego en tiendas especializadas en juegos de mesa.

El precio suele rondar los 15€.

Desde aquí puedes consultar precio y ofertas actuales para La polilla tramposa en Amazon.

LOODENS logo

Valoración LOODENS

  
Eso de que se pueda hacer trampas no sólo descoloca y sorprende a muchos, sino que ayuda a descubrir lo bien o lo desastrosamente mal que se le da a algunos hacer trampas. Es muy divertido. Juego 100% recomendado para familias y para grupos de amigos con ganas de reirse.

————

❤️ Agradecimientos: gracias familia Ryhr Mateu por dejarnos vuestra Polilla Tramposa para probar el juego y fotografiarlo.

Juegos recomendados

Spikeball game
La primera vez que ves este juego se te queda cara de tonto. ¿Qué hace esa red redonda en el suelo? ¿Cómo demonios se juega a eso? Y cuando lo descubres pasas de la perplejidad al… ¡quiero probarlo!
Secret Hitler game
Secret Hitler es un juegazo de deducción y roles ocultos. Perfecto para grupos medianos que buscan un juego de duración media en el que todos los jugadores se sentirán implicados al 100%. ¡Y tiene versión imprimible!

Puede interesarte

¡Síguenos!

Publicamos novedades y cosas divertidas en

Si compartes esta página sólo pueden pasar cosas buenas

wink
Scroll al inicio